Código Ético

  • Me comprometo a ejercer la profesión con decoro, dignidad e integridad, manteniendo los principios éticos por encima de mis intereses personales.
  • Respeto la dignidad de esta profesión, rechazando y denunciando las actuaciones que se supongan ilegales; cualquier negocio que sea deshonesto, corrupto o impropio y en general todo hecho que represente inhabilidad, incapacidad y deshonra para la profesión.
  • No permitiré que al amparo de mi nombre, otras personas realicen actividades impropias del ejercicio profesional, ni participaré en negocios incompatibles con la profesión y con Ley.
    No avalaré con mi firma, documentación inherente a la profesión que no haya sido estudiada, ejecutada o controlada personalmente, o que sea falsa o no tenga un soporte cierto.
  • Me abstendré de prestar servicios profesionales a personas o entidades cuyas prácticas u honorabilidad estén en contra de los principios éticos o fuera de la Ley.
  • Dedicaré a mis clientes toda mi capacidad y conocimientos, buscando obtener los mejores resultados y demostrando información, honradez, gentileza y respeto; procurando que la actividad sirva al bien común y a la economía en general.
  • Mantendré el secreto profesional como norma de conducta en todas mis actuaciones relacionadas con el ejercicio profesional, a no ser que haya autorización de las partes involucradas para divulgar información. Esta obligación únicamente cederá ante la necesidad de defenderme personalmente como profesional cuando sea objeto de acusaciones por parte de un cliente.
  • Nunca proporcionaré información incorrecta a clientes o terceros que puedan inducir a engaño.
  • Tengo presente, como objetivo básico de la profesión, la satisfacción de los intereses de la sociedad. Considerando que la retribución por mis servicios no constituye el objeto principal del ejercicio profesional.
  • Actuaré con la máxima imparcialidad de criterio. Proponiendo los negocios con claridad, exactitud y precisión y comunicando toda duda razonable al cliente.
  • Cuando se convengan los honorarios, comisiones y gastos por mi trabajo, los mismos no perjudicarán el éxito del cometido. Evitando aquellos que sean excesivos o injustificados.